viernes, 13 de noviembre de 2009

La procesión


Aunque la idea inicial era que la grabación que comenzó el 1 de julio de 1969 terminara llamándose "Everest", que era la marca de cigarrillos que fumaba el ingeniero de sonido Geoff Emerick que trabaja con ellos, todo cambio rápidamente. Si mantenían ese nombre tendrían que viajar a la montaña más alta del mundo para hacerse una fotografía como habían hecho antes con "Help" (fueron a las Bahamas y los Alpes austríacos).

Pero la idea del viaje al Everest no cuajo por falta de ganas de los componentes de los Beatles que acabaron fotografiándose cruzando el paso de cebra que estaba en frente de los estudios de grabación, y por tanto cambiando el nombre elegido por el de Abbey Road.

Para esa sesión fotográfica John Lennon se puso en contacto con su amigo y de Yoko, Iain MacMillan.

El resultado es que de las seis fotos que se tomaron se eligió (fue Paul) una de ellas, la quinta, para la portada del álbum. Fotografía que según una de las teorías con más peso, representaría una procesión fúnebre en la que Paul McCartney sería el muerto; John Lennon (traje blanco) el clérigo; Ringo Starr (traje negro) el agente funerario; y George Harrison (en camisa y pantalones vaqueros) el enterrador.

Y es que en ese momento se había propagado el rumor de que Mc Cartney había muerto en un accidente de tráfico. Aquello no se desmitio nunca por el grupo que además jugo con esa teoría en la fotografía en la que Paul aparece descalzo y con el pie contrario al del resto del grupo, señal de que ya no estaba entre los vivos. Y para más inri aparece con los ojos cerrados y en su mano derecha sostiene un cigarro cuando era zurdo.

Todo aquello se soluciono con la edición de un disco posterior titulado: “Paul is live”.


(tomado de http://www.erroreshistoricos.com)

1 comentario:

SäN dijo...

no sabía que había tanto rollo detrás de la foto! chido negra!